5 Métodos prácticos para adaptarse a la llegada de otro bebé


Si el bebé que estás esperando no es tu primer hijo, entonces ya sabrás más o menos qué puedes esperar durante tu embarazo y el proceso de nacimiento de tu hijo. Tu experiencia previa te será de mucha ayuda, pero debes tener en cuenta algo muy importante: ¡para tu hijo mayor, la experiencia será totalmente nueva!

adaptarse a la llegada de un bebé

Su vida también va a cambiar enormemente y tanto tu pareja como tú necesitaréis prepararle para la llegada de vuestro bebé. Pero esto puede no ser siempre una tarea fácil y, por ello, queremos darte algunos consejos para adaptar a vuestro hijo mayor a la llegada de un nuevo bebé.

¿Cómo adaptarse a la llegada de otro bebé?

No dejes las explicaciones para el último día

Muchos padres piensan que el concepto del embarazo y la gestación es muy complicado para que un niño muy pequeño lo entienda. Por lo tanto, prefieren esperar a que el bebé nazca para poder explicarle que hay un nuevo miembro en la familia. Sin embargo, aunque es cierto que son conceptos muy abstractos para que un niño pequeño los entienda en toda su dimensión, los niños son mucho más listos de lo que parecen. Entenderán enseguida que algo está cambiando y que su mamá también está diferente, por lo que se sentirán enormemente confusos si no reciben ninguna explicación para dichos cambios.

Por lo tanto, lo más recomendable es que intentéis explicarle que va a tener un hermanito o hermanita tan pronto como lo consideréis seguro, con palabras que pueda entender. Lo más probable es que no lo entienda del todo hasta que llegue el bebé, pero sabrá por qué las cosas están cambiando y entenderá mejor que su mamá no puede hacer todo lo que hacía antes.

Habla con tus familiares al respecto

Muchos niños se sienten dejados de lado e ignorados tras la llegada de un nuevo bebé.

Esto ocurre no solo porque sus padres tienen que dividir su atención, sino también porque los familiares y las visitas se sienten comprensiblemente atraídos por el nuevo miembro de la familia. Esto puede provocar que el hijo mayor modifique su comportamiento e intente llamar la atención de los adultos de todas las formas posibles.

Para evitar que se sienta mal, habla con tus familiares y los adultos del entorno de vuestro hijo mayor para indicarles la importancia que tiene que le presten una mayor atención tras la llegada del bebé. Cosas tan simples como saludarle el primero al llegar, seguir sacándole de paseo o no olvidarse de llevarle alguna chuchería cuando traigan regalos al bebé pueden ser muy significativas para él. Por lo tanto, no dejéis de recordárselo. 

Ayuda a tu hijo a forjar lazos con el bebé antes de que nazca

Implica a tu hijo en la mayor cantidad de aspectos posibles relacionados con la llegada de su hermano antes de que nazca. Esto le ayudará a verle menos como un concepto abstracto, le hará sentirse más implicado y tenido en cuenta y, en suma, le ayudará a sentirse más cercano al bebé que va a llegar. Por ejemplo, ten en cuenta su opinión cuando elijáis juguetes para el bebé, ropita o la decoración de su cuarto.

También, indícale que podrá ayudar a cuidar del bebé, de forma que vaya adoptando poco a poco un comportamiento de hermano mayor frente al nuevo miembro de la familia.

Cuéntale lo que hace de verdad un bebé

Mucha gente intentará conseguir que tu hijo mayor se ilusione con la idea de la llegada de un hermanito diciéndole que podrán jugar juntos y que siempre podrá contar con su ayuda. Sin embargo, como bien sabes, eso tardará un tiempo en pasar y si tu hijo mayor va con la idea de que tendrá un nuevo compañero de juegos en cuanto nazca, sin duda alguna se acabará sintiendo decepcionado.

Por lo tanto, explícale cómo se comporta de verdad un bebé y por qué tiene que ser así. De esta forma, tu hijo mayor no se hará unas expectativas poco realistas y sabrá qué debe esperar a su llegada.

Reserva tiempo para hacer algunas actividades con él a solas

llegada de un nuevo bebé

Muchos padres se centran en intentar forjar vínculos entre su hijo mayor y el nuevo bebé, sobre todo si el mayor ha tenido una reacción adversa a su llegada. Sin embargo, debes recordar que no puedes hacer las mismas actividades con tu hijo mayor si está presente tu bebé y, sin duda, este último acabará reclamando tu atención. Por lo tanto, dicha estrategia puede ser contraproducente y tu hijo mayor puede llegar a resentir su constante presencia, haciendo más difícil su adaptación.

Por lo tanto, acuérdate de reservad algo de tiempo para pasar con vuestro hijo mayor sin la presencia del bebé. Podéis turnaros para pasar tiempo en exclusiva con él o dejar al bebé algunas horas con algún familiar o amigo para invertirlo en él. Esto le hará saber que sigue siendo una prioridad para vosotros y que la llegada del bebé no ha cambiado lo mucho que le queréis.

En todo caso, vosotros sois los que mejor conocéis a vuestro hijo y cuál es la forma más adecuada para abordar este tema. Intentad explicarle lo que va a pasar de la mejor forma posible, decidle lo que debe esperar y recordarle siempre que él sigue siendo una prioridad. Tened en cuenta sus sentimientos y recordar siempre que, si bien vosotros tenéis experiencia con el proceso, él no, así que tratad de hacer que la adaptación a la llegada del nuevo bebé sea lo más progresiva y fácil posible.

Chaimae

Hola soy Chaimae, una mujer felizmente casada, tengo un hijo de 3 años y estoy embarazada en el séptimo mes :). Me encanta escribir, tanto mi marido y yo vamos a compartir contigo todo lo que sabemos sobre los bebés y vivir en familia.

Recent Content